25 Jun 2014

3 días entre viñedos, 4 entre los que se beben lo que sale de los viñedos.

Escribo estas letras en una playa, mientras me despido del mar para subir hacia París, que será la próxima parada de mi viaje. Allí, si nadie lo remedia, trabajaré en un agencia pequeña y molona que se llama La Chose.

La semana se divide en 2 partes:

3 días en una casa en medio de viñedos de un pueblecito francés (Pernes Les Fontaines) con amigos belgas y un pequeñajo que puso un alto precio a su amistad: una bolsa de chuches, un chupachup de Bob Esponja, 20 minutos de hacer el tonto con un muñeco, 1 visionado de Tractor Tom en mi ordenador y 5 introducciones de cabeza en 5 fuentes del pueblo, gafas de sol incluidas. Pagué escrupulosamente, por supuesto.

Y 4 días en CANNES LIONS.

Para no cansaros lo hago en modo resumen rápido: 1 llegada a Cannes con su atasco full of glamour; 1 mensaje sonda en Facebook buscando un socio; 1 aparición estelar de mis amigos David Valgañón y Mer Lucena; 1 apartamento donde ducharme y poner lavadoras y tener wifi y dormir sin hacer la cama; no sé cuántas fiestas porque tengo lagunas; muchos contactos; nueva buena gente a la que añadir a mi lista de gente de puta madre como Enric, Jon, Paco, Álex, Nico, Marta, Amelia… paro porque son muchos; 1 brief para McCann arrancado en una cena; 1 taxista que me miraba mal; el mismo taxista que me siguió mirando mal, y tenía razón; 2000 chicas que no me miraban de ninguna manera; 1 cambio de naming de la web, aunque me lo estoy pensando; 3 copas a 21€ con poco hielo, camareros de hostiafácil y en vasos de tubo de silicona; 1 furgoneta con bebida gratis a la puerta del Martínez; 1 señora de amor que se me acercó cariñosa; 1 “I’m too romantic to pay”; 1 “ok, ciao”; 2 goles de Chile; 5 llamadas desde El Cencerro Festival; 1 multa por nada; 1 mensaje en la multa para el señor que pone las multas; 9 kilómetros y 230 metros corriendo, ni uno más; 1 cena homenaje de marisco; 1 Chacho Puebla que me ha dado contactos en casi toda Europa; 2 textos para @esquinasdelmundo que no he impreso porque todo estaba muy blanquito y me daba pena; 1 (otra) revelación que demuestra lo patoso que soy: no sé quitar el puto hello que aparece al final de todos los posts que pongo; 1 resumen rápido que me ha salido demasiado largo; 1 gracias por leer hasta aquí; 1 abrazo.

hello

Leave a Comment